Ejemplos de sistemas de gestión de la calidad

Un sistema de gestión de la calidad (SGC) es un conjunto de procesos empresariales centrados en lograr la satisfacción del cliente mediante el cumplimiento de sus requisitos. Se ejecuta en el marco de una estructura organizativa que implica políticas, procesos y recursos.

Para ser eficaz, un SGC debe implicar a todos los miembros de la organización en su diseño, implantación y mantenimiento. El compromiso de la alta dirección es esencial para el éxito de un SGC.

Tipos de Sistemas de Gestión de la Calidad

Existen varios modelos de sistemas de gestión de la calidad, pero la mayoría siguen las directrices establecidas por la Organización Internacional de Normalización (ISO) en su familia de normas ISO 9000.

Algunos ejemplos de sistemas de gestión de la calidad son

– Gestión de la calidad total (TQM).

– Seis Sigma.

– Fabricación ajustada.

– ISO 9000.

Cada uno de estos sistemas tiene sus propios métodos y herramientas específicos. Sin embargo, todos comparten el mismo objetivo: mejorar la calidad de los productos o servicios identificando y eliminando las fuentes de errores o defectos.

Ventajas de implantar un SGC

– Mejora de la eficacia de la organización.

– Mayor satisfacción de los clientes.

– Reducción de los residuos y re-trabajo.

– Mejora de la comunicación dentro de la organización.

Implantar un sistema de gestión de la calidad puede ser una empresa compleja y costosa. Sin embargo, los beneficios a largo plazo compensan con creces la inversión inicial. Un SGC bien diseñado y ejecutado puede mejorar la eficacia de la organización, aumentar la satisfacción del cliente, reducir los residuos y las repeticiones así como mejorar la comunicación dentro de la organización.

A la hora de elegir un sistema de gestión de la calidad, es importante seleccionar uno que sea apropiado para el tamaño, la complejidad y los objetivos empresariales de la organización.

La ISO 9000 es una familia de normas internacionales que proporciona directrices para los sistemas de gestión de la calidad. Las organizaciones que aplican la ISO 9000 pueden ser certificadas por un organismo externo para demostrar que cumplen todos los requisitos de la norma.

La certificación ISO 9000 puede ser beneficiosa para organizaciones de todos los tamaños. Puede ayudar a las pequeñas empresas para ganar licitaciones y las empresas más grandes para entrar en nuevos mercados. La certificación ISO 9000 también puede mejorar la eficiencia de una organización al reducir los residuos y mejorar la comunicación.

Tipos de sistemas de gestión de la calidad.

Tipos principales de certificación ISO 9000

ISO 9001: Esta norma es aplicable a organizaciones de todos los tamaños y abarca todos los aspectos de la gestión de la calidad, incluidos el diseño, el desarrollo, la producción, la instalación y el mantenimiento. Para gestionar de forma eficiente un sistema de gestión de la calidad se recomienda utilizar un software para ISO 9001.

ISO 9002: Esta norma es aplicable a las organizaciones que fabrican productos. Abarca la gestión de la calidad en las áreas de producción e instalación.

– ISO 9003: Esta norma es aplicable a las organizaciones que prestan servicios. Abarca la gestión de la calidad en las áreas de prestación de servicios y satisfacción del cliente.

La certificación ISO 9000 es válida durante tres años y puede renovarse indefinidamente.

La implantación de un sistema de gestión de la calidad tiene muchas ventajas. Sin embargo, la decisión de hacerlo no debe tomarse a la ligera.

Implantar un sistema de gestión de la calidad puede ser una empresa compleja y costosa, pero los beneficios a largo plazo compensan con creces la inversión inicial.

Conclusión

Un sistema de gestión de la calidad es un marco para mejorar la calidad de los productos o servicios.

Está diseñado para identificar y eliminar las fuentes de errores o defectos. La implantación de un sistema de gestión de la calidad puede ser compleja y costosa, pero los beneficios a largo plazo compensan con creces la inversión inicial.

La ISO 9000 es una familia de normas internacionales que proporciona directrices para los sistemas de gestión de la calidad. Las organizaciones que aplican la norma ISO 9000 pueden ser certificadas por un organismo externo para demostrar que cumplen todos los requisitos de la norma. La certificación ISO tiene muchas ventajas en sectores como la alimentación o en la gestión de la calidad en Hospitales.

A la hora de elegir un sistema de gestión de la calidad, es importante seleccionar uno que sea apropiado para el tamaño, la complejidad y los objetivos empresariales de la organización.

Ponte en contacto con nosotros si necesitas implantar o certificar tu organización con ISO 9001 y te explicamos como puede hacerlo de forma fácil y eficiente a un coste económico.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola! ¿cómo podemos ayudarte?
Equipo QmKey
¿Desea una demo y una cotización sin compromiso?